lunes, 15 de febrero de 2010

Otro día de frío, esta vez en Linares

Para empezar la crónica empezar la crónica inicio con un vídeo, mientras subo las fotos para empezar a relatar...

video

Estreno por fín el soporte casero para la cámara. Es la primera prueba sobre el terreno. Pero fieles al espiritu Nisio, se me acabó la batería en ese mnomento, por que no pude hacer más fotos ni videos en la etapa.

Sí, ya se que repito destino, que últimamente no varío recorridos. Pero en breve esto va a cambiar. De momento el próximo sábado me voy a Burgos. Así que el sábado tendremos ruta inédita, pero eso será la semana que viene.

El Pasado sábado me fuí a Madrid, por lo que la salida mañanera estaba limitada en el tiempo de ejecución, y para no car en emboscadas el itinerario debía ser conocido de sobra. Unido de que hacía un frío del copón, así que lo metemos todo en un bote, agitamos y nos sale etapa de subida al Cervero, por en enésima vez ( y las que te rondaré morena.

Este es el estado del mismo cuando llegué a la cima.



Y ya puestos, como repetía etapa y esta subida la tengo cronometrada decicí ponerme a prueba, y así evaluar mi estado de forma, que no es el mejor de los que he tenido.

Así que crono a Cero y nada de fotos en la subida, que ya la conoceis de otras entradas.

El suelo estaba duro y bastante seco, así que no había escusas, inicio las primeras rampas y las piernas dicen que de que voy, que hace frío. Como siempre subo sufriendo, me cuesta horrores coger ritmo y calor. En fín, es evaluación inicial, en un mes repito y a ver si mejoramos.

Llego por fía arriba, esprinto el la bajada a la Honfría, el último repecho... espero unos segundos, para respirar ( duelen los pulmones del aire frío...)



No salgo de mi asombro, 38 minutos!!! guau!!! mi mejor marca eran 41 minutos... y eso que estaba mal.
Hay que decir que el cambio de bici se nota, no es por la calidad de la misma, que está a la par de flecha. Sino por la talla, desde el principio noté que iba mejor.

En fín, no me paro como de costumbra a tomar la barrita, hace frío, y tengo ganas de coronar el cervero, así tengo el segundo registro de la jornada, y no es de velocidad, es de temperatura. Me he traído un termómetro, por curiosidad.

Así que subo al Cervero



A medida que el terreno asciende comienza a verse nieve en el camino, así como aumenta la velocidad del aire, que viene con chuchillas.



Como voy despacito, las ráfagas me llevan de un lado al otro del camino.



PAra olvidarme un poco de la que está cayendo, me recreo en las vistas, que hoy tienen un color especial, coño, como Sevilla.



Ya subí en una ocasión con más aire y frío, pero la memoria es fragil, y hoy me parece que hace más.



Ya casi estoy arriba, el aire es bastante fuerte, pero en fín, sarna con gusto no pica.

La intención era tomarme una barrita arriba ( bueno, unas galletas con nocilla) he decidico ahorrar en combustible y lo traigo casero.) Pero hace un frío d epelotas, no paro, preparo la cámara en modo vídeo. Y para abajo.



Como explique antes me quedé sin batería, así que del resto de la etapa no hay testimonio gráfico. Tampoco mucho más que destacar, bueno salvo que cambnié la cervecita de fin de etapa por café calentito. Espero que los compis de The south Face me sepan perdonar, soy un blando...

hasta el sábado.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Día de Barro

En esta ocasión la Nisiada empieza nada más levantarme, había olvidado que tenía quae alinear los discos del freno. El la etapa pasada quedaron un poco tocados (vamos, que la bici casi ni andaba)

Y claro, no había tenido tiempo durante la semana para hacer bricolage, no. Así que se me hizo tarde para ir a la Sierra. La autoridad competente me hizo prometer hacer la comida, así que con estos mimbres no me quedó más remedio que hacer un cesto local.



Así que salida prevista, ir hacia los Arapiles por camino, pasando por Mozarbez. Y si hay tiempo y el terreno lo permite hacia Carpiobernardo. Ya veremos.

Nada más empezar ya tenemos los barrillos, y la laguna llena, cosa de las ultimas lluvias.



El estado de la primera parte de la etapa no promete, las ruedas se agarran que no veas.


Lejos de que me inunde el desánimo, sigo para adelante. Un ligero viento de frente pretende amargarme la mañana. Me niego, leñe.

Esta toma ya la he repetido, pero es lo que hay.



BAjada no tan rápida como en otras ocasiones, hasta Miranda de Azán, bien. La subida que resta hasta empezar a bajar a Mozarbez no tan bien. Un poco lento para lo acostumbrado. Pero en fin, hoy es día de sufrimeinto.



En Mozarbea paro a tomar la barrita de turno, ya solo quedan dos, tengo que comprar galletas y nocilla para la siguiente salida, hay que ahorrar.

Esta fuente no recuerdo haberla visto, seran cosas del plan E.

Aprovecho para retratar el recien remodelado Ayuntamiento.



Sin Novedades hasta la fábrica de ladrillo. Esquivando roderas, saltando y atravesando algún charco...
Eso sí, las piernas bien cargadas de bregar con el terreno.



Me proponía a atravesar la penultima, y chof. La rueda delantera que se quiere dar un baño. Y para no terminar de bruces no me queda más remedio que echar pié a tierra, bueno, al charco.



Bajando santos en fila india sigo el trayecto, y casi de repente un tramo de suelo arcilloso... en la serie de fotos resumo el tema.



Bremnahdlweqoiujadhfope!!!

apeoroi mnopejrqj jnhnqdjoiasdopfhq!!!!!!!!!!




DEJROHQ!!! QOWDHUYGVFGV!!! AOPRWETUEYRANSDFASG!!!!!!!




Llegado a este punto, por motivos evidentes decido darme la vuelta. Pero la rueda trasera se nuega a dar vueltas, llevarla cogida es imposible... rápido!!! piensa. Claro!!! campo a traves. Al menos no hay barro, o no se pegará.



Que es el Adobe? no me refiero al programa informático no... clica aquí en efecto. Se me hizo un pegote serio.

Al principio, nada más empezar. NISIO. Un rato con un palito, y parte de la multiherramienta para desacer el entuerto.

Ya libre de parte de la carga, el tema sigue complicado, al menos no se pega. Tomo una decisión ( un breve parentesis). En la fábrica de ladrillo estaban jugando a las guerrillas, parecían un gurpo destidao a Afganistan. ) cierro el parentesis.

Hora de tomar decisiones. Se me hace tarde, el camino más corto... por la vía del tren.



Pa que contaros el traqueteo... al menos me sirvió para despegar el resto de barro.

Sin más llegada a Carbajosa y de allí, previo paso por el manguerazo. A casa. A preparar unos macarrones al horno. ( con jamón y chorizo.)

Hasta el sábado

domingo, 31 de enero de 2010

Desde la Dehesa de Candelario

Muy buenas, hoy, despues del fracaso del pasado finde, en el que una inoportuna resaca me impidió hacer una buena ruta, me quiero desquitar y hacer algo fiderente. Aunque a medias. Parte de esta ruta la hice con Andrés. hace tiempo, claro.

La salida es desde el sitio habitual, la dehesa de candelario. No incluyo fotos el inicio, puedes ver un monton en las entradas del blog.

Al igual que la última vez que estuve por aquí, hace frío. Pero menos...



Hay hielo, pero esta vez no estoy por la labor de subirme a hacer el Nisio.

Ya en las primeras rapas veo que fisicamente no voy fino... hay que entrenar más. Así que paro a hacer fotos... y recuperar resuello.



Y al poco llego al punto de variar la ruta. En este cruce suelo girar a la derecha, pero en esta ocasión giraré a la izquierda.



El camino sigue subiendo, es la constante del día.



Aún quedan restos de nieve, poco. El deshielo hace uqe haya mucho barro y el terreno es un poco pesado. las caidas de agua son una constante.



Y en plena ascensión, la silueta de unos "toros", que no son precisamente los de osborne.



No es que sean de lidia, pero son tan altos como yo, y me miran mal... muy mal.

Paso a su lado despacito, despacito. Con el corazon en un puño, que a mí estos temas me dan respeto, oye. Un vistazo al lateral de regalan esta panorámica del embalse de Navanuño, y la Peña Negra, al fondo.



Al poco un breve descenso, del que no saco fotos. En las bajadas no necesito respirar y lo hago a todo trapo. Eso sí, paro para estudiar como pasar este riachuelo, que parece profundo.



Lo de frío no es coña, ved si no el hielo de los palitos.



Me decido a subir por un camino que me llevará a los barrerones, tiene toda la pinta de ser empinada de narices...



Y es probable que no me lleve a ningun lado. Pero hoy estoy en plan explorador.



Efectivamente el desnivel es considerable, y al poco tengo que ir andando arrastrando la bici. Tampoco el terreno ayuda al pedaleo.

Aprovecho el que se han ido las nubes para la foto.



Foto mirando atras, para que veais que no me quejo de vicio.



Un poco más arriba el camino se convierte en cortafuegos, y el trazado del mapa y GPS hace ya varios metros ha quedado atras, en definitiva, para abajo.



Bajando, bajando... llego a una escombrera, sigo bajando y me topo con esto.



Y despues el camino de pierde en la maleza, pero como la rampa es empinada para regresar opto por segir bajando. Según el mapa hay camino, y directo a Candelario.

Y este es el camino...





Efectivamente, campo a través... una vez más. Y se está convirtiendo una costumbre.

Aparece esta pequeña senda, impracticable para la bici, así que sigo andando.



Que gracioso, estoy en el camino correcto. PEro falta camino.



O no.



Al poco, llego a candelario, y desde alli por carretera hasta el coche.

MAñana aparecerá el perfil de ruta.

hasta pronto.

domingo, 17 de enero de 2010

Linares-El Tornadizo-Linares, con niebla meona

Este finde tenía dos Handicaps, La lluvia y que retorna al pedaleo mi cuñao, Javi. Que desde octubre no ha podido salir en bici por una lesión de rodilla.

Con estos mimbres se me ocurrió ese cesto. Salir de Linares, subir hasta el Cervero, bajar a San Miguel de Valero, llegar El Tornadizo, Monleón y vuelta al punto de partida.

Escogí esta ruta por varios motivos, la prioridad es Javi, y por ello el Cervero. Fácil de subir, sin grandes pendientes y no demasiado largo. En caso de llover a mares, nos permite un rápido descenso al coche, añadir que el terreno no es demasiado malo en caso de lluvia.

Pues el día pintaba así al salir de casa, con algo de llovizna y niebla. No cambia mucho al llegar a linares. Mientras esperamos a Andres y Gaspar sentimos el frío y la humedad del día.



En la última llamada acordamos empezar nosotros a subir, ellos estan más fuertes y nos pillan subiendo fijo.

Ataviados para la ocasión empezamos a subir, ya he comentado esta subida varias veces, así que no me enrollaré mucho. Destacaré las peculiaridades del día.



La niebla nos es muy densa abajo, pero las miradas arriba, al pico nos dice que eso cambiará. Aparte cae algo de agua, que hace gotear el casco. Al menos hay buena temperatura y frío no pasamos mucho.



Con paso lento pero seguro vamos pasando las rampas más duras, y llegamos al cruce del enlace con el GR-181. Que nos llevará a San Miguel de Valero.


... y pocos Kilometros despues llegamos al Merendero de la fuente del cura, y aquí la niebla es más densa.

La cara de sufrimiento de Javi denota que hace mucho que no montaba en Bici, después de la gesta de Picos de Europa vino en muy buena forma. Paciencia, todo llega.



La llegada al alto de la fuente es espectacular, no se ve un pijo, y menos la cumbre del cervero, evidentemente.

Llego primero al cruce que nos llevaría al Pico. Las vistas hoy están tapadas, pero tiene su encanto.



Al poco la figura fantasmal del Cuñao aparece. El aire en contra del ultimo repecho le ha pasado facura y viene despacito.



Aprovechamos la parada para tomar un par de barritas, llamamos al resto del equipo, y tras esperar un poco bajamos a su encuentro.



Tras un breve descenso los encontramos casi arriba. Bajamos hasta el mencionado cruce de la Honfría y tras pasar por la zona recerativa del mismo nombre subimos hasta El enlace con la ruta GR-181, antes mencionada.



El ultimo repecho es el más empinado, desde aquí todo bajada hasta San Miguel.



La pista de bajada es buena, lo que permite coger velocidad. Ya que en esta ocasión no hay paisaje para deleitarse, vamos rapido.



Vaya! pensé que tenía disponibles unas fotos pasadas con lo que se ve desde aquí. Como no es así interrumpo para prepararlas.

de momento este avance, pequeña foto, pero vale.

De linarescomprimidas


Nada que ver, nada...



Después de sortear varias torrenteras llegamos abajo.



Y a la entrada de San Miguel la escultura de la reina de las Kilamas.



Con el manto del día, claro.

Desde San Miguel tomamos el Gr hasta el Tornadizo, la cosa empieza bien



Pero la ilusión dura poco, el sendero se torna un riachuelo, unido a la abundancia de maleza y zarzas dificultan el Pedaleo, y en tramos es imposible, lo que nos hace andar arrastrando las bicis.



Una imagen vale más que mil palabras, o eso dicen.



Todo mu NISIO, como no podía ser de otra forma.

Los tramos que podemos pedalear no la verdad, chulisimos. Apurando la técnica para no caernos, cosa que no consigo en dos ocasiones. Menos mal que no llegué a caer al suelo, solo pirata dió con el carbono en las peñas.

Psamos por huertos con vides y frutales. Siempre acompañados por tramos con zarzas y la llovizna del día. Qeuda poco para Tornadizos.



repechos de sube y baja, giros y revueltas. Al menos el camino está bien señalado y no nos llevamos ninguna sorpresa desagradable. En mi GPS el sendero que llevamos no figura, así que confiamos en Las señales roja y blancas.





Gaspar va siempre abriendo huella, yo en medio haciendo fotos y esperando al resto. A pesar de las dificultades del terreno el Nisio Bikers Team no pierde la sonrisa, la vida nos da.

En este tramo hay un momento de peligro, mal momento para dar un mal pedal y caer...

Y otra vez a portear, Gaspar comenta la necesidad de llevar machete, y efectivamente la victorinox de Javi no ayuda mucho.





En fechas pasadas llegue al mismo pueblo por otro camino en mejor estado. Quizá hable con el que lo ha señalizado, aquí hace falta organización. O limpiar el sendero, vaya.



durante un buen tramo, más de lo mismo, para no enrollarme doy una serie de fotos antes de terminar el relato y dar el perfil de etapa.





Y para terminar una pequeña subida técnica, pero ciclable al menos. Llegamos al fin a un camino en condiciones. Pasamos el Tornadizo y en la carretera La rueda trasera de Andres parece perder aire. 4 ciclistas y una sola bomba... que nisios.



En este momento miro el mapa, veo lo que nos queda, y que en pocos metros un camino agrícola asfaltado nos lleva a Linares. Un breve debate y surge la idea de ir a comer a La Terraza, En Santibañez de la Sierra. Como ya son las 14:00 y además Javi ya está muy cansado decidimos atrochar.



Alguna rampa que se hace algo dura, eso nos separa del banquete.



Llegada sin novedad a Linares. Y lamento no mostrar fotos del homenaje, pero me dejé la cámara en el coche, ciego de hambre iba ya, palabra.